Archive for the Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis Category

Verano…..

Posted in Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis, Trisquis World on 30/07/2011 by trisquisworld

Hola pequeños mortales….

Hace un tiempo que esto está un pelin abandonado pero, segun los oraculos del Caos,eso va a cambiar.(Aunque yo tampoco me fiaría mucho…)

Así que vayamos por partes.

Hace un par de actualizaciones tuvimos la última edición de la CEIT, con una- en terminos cuantitativos- pobre participación. También ha sido bastante pobre la aportación a la hora de las votaciones…. pero ya que está hecho,tendremos que anunciar al ganador.

Y el ganador de la X edición de la CEIT es:

Dante

(fanfarrias y aplausos)

Así que Dante, en tus manos está la elección de la frase de inicio de la próxima edición (el plan es anunciarlo la semana del 15 al 21 de agosto, asi que mandamela al e-mail antes,please…)

Por otro lado, recordaros que aún no hemos estrenado “El Consultorio del Doctor Leafar”, y no me puedo creer que nadie tenga ninguna pregunta existencial, filosófica o mundana que desee que tan insigne miembro de la Trisquiandad le resuelva…

Ahí queda dicho…

Ahora un apunte para frikazos:

La peli del Hobbit, bueno, las pelis, empiezan a coger buena pinta, solo tenemos que echar un ojo a los 13 enanos de la compañia de Thorin Escudo de Roble… Yo ya estoy deseando verlos repartiendo hostias como panes…

¿Quien decía que molaban los elfos?

Y como no podía ser de otro modo, un poco de música. He decidido iniciar una nueva sección, llamada “Las Chicas son Guerreras” (si, lo se, algo más original era impensable…), en la que romperemos el mito de que la musica cañera y contundente está hecha solo por melenudos barbudos malencarados y llenos de tatuajes… También hay mujeres dando caña y dedicandose a esto del rock. Y si por algun motivo al leer esto te ha venido a la mente Avril Lavigne, por favor, levantate, da dos pasos hacia el centro de la habitación y abofeteate a ti mismo al menos media docena de veces…. por blasfemo….

Y que mejor manera de inaugurar la sección que con Skunk Anansie, cuya voz y lider es Skin, que incluso Dante sabe apreciar en su justa medida (faithfulness!!!! )

 

La próxima semana más noticias acerca de mi posible derrota electoral como delegado sindical y una opinión acerca de la peli de Green Lantern.

Nada más por ahora.

Más noticias en breve.

Sed malos que mola más.

Yo,¿realidad o mito?

LARGA VIDA AL PSICOTECNOPOP

 

Anuncios

X Edición de la CEIT

Posted in Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis, Trisquis World on 18/05/2011 by trisquisworld

Supongo que ya estabais deseando un cambio, así que aquí teneis la X Edición de la CEIT.

Esta vez son solo dos, así que no teneis excusa para demoraros demasiado con la votación. Ya sabeis, la mandais a asuntostrisquis@yahoo.es y ya veremos quien gana.

Nadie dijo que fuera fácil

Nadie dijo que fuera fácil. Sin embargo, lo es, es sencillo que te vayas enredando, porque tú solo sabes enamorarte de una manera: con total confianza, con tu pecho abierto y sangrando. Eliges tomar una cerveza, salir a cenar, arrugar sábanas y abrir los ojos delante de una gran pantalla. Sonríes ingenua aunque creas que te proteges, detrás del maquillaje y tus cadenas, detrás de alas de porcelana tatuadas en tu espalda.

Nadie da garantías. Ya puedes compartir un cigarro o una excursión de fin de semana. Y aunque las hubiera, ¿cuánto iban a durar? ¿Dos meses? ¿Un año, quince? No se trata de darle a un botón y que todo empiece a funcionar. Hay filtros de amor que pueden arrancar el cacharro, pero se acaban atascando. Por mucho que cubras tu corazón con cuero, siempre te lo pueden romper. La única manera de unirlo es con lágrimas humanas, yo guardo un bote de cristal  casi lleno de ellas. Navego en él.

Huye. Vete a un lugar donde nadie sepa nada. Compra un billete de tren, entrega un papel térmico en las escalerillas de un autobús. Márchate si no encuentras lo que buscas, pisa el acelerador sobre la brea de la carretera y detente sólo ante los discos sangrientos. Deja atrás los lugares comunes cruzando la puerta de embarque.

No obvies que todos buscan la perfección. Pero si la encuentran, no pueden acercarse a ella. No pueden devolverla. No son capaces, son débiles e incompletos.

Solo diste tu corazón, envuelto en tules oscuros y carcajeantes.

Huye. No quiero herirte más con mis palabras. Mi alma está siempre buscando, y tengo un bote que llenar.

 Plantando un pino

Nadie dijo que fuera fácil. Y mira que me lo habían dicho de pequeño, una y otra vez, tanto mis padres, como mis abuelos, como casi toda mi maldita familia. Y nada, que no me entraba en la cabeza, esto de esforzarse y sudar y mojar la camiseta, que no oyes, que no iba conmigo. Yo soy mas de sentarse, pausadamente, sin prisas vamos, como el que no tiene nada que perder, mirando por la ventana el horizonte. Y hablando de horizontes, el otro día casi me doy de bruces con el mío, no se si es que iba dormido o que no me había puesto los gayumbos en su sitio, el caso es que lo deje pasar, así, como el que no quiere la cosa. Y toda mi maldita familia, una y otra y otra vez, como un disco rayado, siempre a vueltas con la misma canción: Mira que te lo dijimos, te vas a arrepentir, que pensaran tus hijos…….joder mis hijos, pero si casi no se lo que es tener una muñeca hinchable. En fin, que como iba diciendo, yo soy de los que se cojen la revista del Interviú, y se pasa horas y horas mirando las curvas…….en general.

Ha pasado un tiempo desde aquello y lo que es, es, y lo que no es, no es. Y como soy demasiado perro para trabajar, solo me viene a la cabeza una canción, una única canción, que dedico a toda mi maldita familia:                                “You follo me on the eskay”.

Sed malos que mola más

Yo,¿realidad o mito?

LARGA VIDA AL PSICOTECNOPOP

Novedades añejas

Posted in Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis on 24/01/2011 by trisquisworld

Hola pequeños mortales!!!

Como anuncié el otro día, hoy lunes tenemos novedades. Y como el apocalipsis zombie no ha llegado aún, no tenemos más remedio que ocuparnos de asuntos más mundanos aunque no menos divertidos y estimulantes….

En fin, que lo que quería anunciaros es que desde el Inframundo hemos tomado una meditada -ja- y sabia – ja,ja- decisión.

Y no es otra cosa que: ¡¡ el relanzamiento de la CEIT!! .

¿Lo que?

Si hombre, la celebérrima Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis.

¿Cualo?

Los Microrrelatos…

Ah!!!

Pues eso, que se relanza la opción de los microrrelatos. En la ultima tentativa probamos con una frase inicial, y solo recibí un Microrrelato de Dante, así que a el dirijo esta cuestión: ¿le parece a usted mal que repitamos con esa frase? y otra interrogante más: ¿quiere repetir con ese mismo microrrelato o deleitarnos con otro nuevo?

A la espera de contestación de Dante, al resto os digo: id afilando vuestras plumas, que en breve llegará la X Edición de la CEIT.

 

En la próxima el ganador de los montajes fotográficos y alguna cosilla más…..

Salud y Revolución

Sed malos que mola más

Yo,¿realidad o mito?

LARGA VIDA AL PSICOTECNOPOP

 

Resultados y otras cosillas….

Posted in Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis, Trisquibú on 06/07/2009 by trisquisworld

Hola pequeños mortales, la 9ª edición ya tiene resultados definitivos, la obra de Kiwi tuvo que ser la leche (por lo que me han contado) y yo llevo un finde de misantropía total, vamos, que las cosas van bien encaminadas….

No estaría de más que algún miembro de la Trisquiandad de los que asistieron a la obra de Kiwi se estirara y me mandara una crónica del evento para publicarla por aquí….

Otra cosilla, el otro día murio Karl Malden, ganador de un Oscar por Un Tranvia llamado deseo, coprotagonista de Patton y prota de Las Calles de San Francisco junto a un novato Michael Douglas.

D.E.P.

malden

El golpe de estado de Honduras ha tenido su primera baja mortal.(2 según otras fuentes) así que ya veremos en que acaba todo esto…..

Pero bueno, vamos con cosas más alegres…. que ya tenemos algún que otro impaciente por conocer los resultados de la 9ª Edición de la Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis. Así que aqui los teneis:

Resultados 9ª CEIT

Z con El Descubrimiento

Arioch con Principio y Final

Punky con Retrato de Algunos

Moriarty con Autobiografía

Kiwi con La Luz Morada de la Planta Baja

Dante con Un botón Dorado

Lord Escrotal con Historias de Ascensor

La tabla con las votaciones:

Titulo K A D P Z M L E R GQ L Media
La luz morada… 4 2 2 5 2 3 2 2 3 2,78
Principio y Final 4 4 3 5 4 3 1 3 4 3,44
Un botón dorado 2 4 1 4 3 3 1 3 3 2,67
Retrato de algunos 3 3 4 4 3 3 3 2 5 3,33
El descubrimiento 1 5 3 4 4 3 4 3 5 3,56
Autobiografía 1 2 1 3 3 5 3 5 3 2,89
Historias de ascensor 2 3 1 3 3 3 2 2 3 2,44

De todas formas hablaré con algunos de vosotros porque me da en la nariz que se está produciendo un “efecto Eurovisión” en las votaciones…

Nada más por hoy….

Salud y Revolución.

Sed malos que mola más….

Yo,¿realidad o mito?

LARGA VIDA AL PSICOTECNOPOP

CENTRIFUGADORA ESCROTAL DE IDEAS TRISQUIS. 9ª EDICIÓN.

Posted in Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis on 21/06/2009 by trisquisworld

                                   LA LUZ MORADA DE LA PLANTA BAJA

          Entró en el estrecho ascensor y pulsó el botón de la planta baja, era un ascensor para una sola persona, nunca podrían ir dos personas a la planta baja, estaba prohibido, de hecho al llegar abajo tenía orden de no cerrar la puerta para que sólo pudieran subir de nuevo. Los hombros rozaban con las paredes y el techo era tan bajo que tenía q ir con la cabeza torcida, el recorrido desde su planta hasta la planta baja se realizaba en apenas veinticinco segundos, ese periodo de tiempo que roza el límite de la tranquilidad, hacia el segundo veintitrés siempre empezaba a ponerse un poco nervioso, dos segundos después se tranquilizaba al ver aparecer desde sus pies hasta la cabeza esa luz morada que inundaba toda la planta baja y lo que allí pasaba. Evidentemente nadie excepto él sabía de la existencia de ese ascensor y a dónde llevaba y mucho menos lo que allí hacía protegido por esa luz morada.

         Había estado trabajando sellando documentos bajo la luz de su flexo durante todo el día, esperando, sin impaciencia, las cinco  para recoger su escritorio, es decir colocar el sello dentro del cajón  y limpiar las migas del sandwitch de pavo que cada día a las dos se comía sin apenas levantar la cabeza por encima del  flexo. Se quitó las gafas y las limpió en la solapa de la americana, se levantó, acercó la silla a la mesa y se dirigió a la puerta del servicio…una vez dentro del ascensor pulsó el único botón, la puerta se cerró y empezó a contar para cronometrar como cada día los veinticinco segundos que tardaba el ascensor en dejarse iluminar por la luz morada de la planta baja, justo en el segundo veintiuno justo antes que le invada el nerviosismo, el ascensor se para en seco, su cabeza torcida contra el techo retumba por dentro, el sudor frío se apodera de todo su cuerpo, nadie a quien llamar, ni un botón de alarma, ni un grito que nadie pueda oír, nadie que le vaya a echar de menos…y entiende lo que ha pasado, no apagó la luz de su flexo antes de bajar, las normas son muy estrictas, limpiar las gafas en la solapa, acercar la silla a la mesa y apagar la luz del flexo, cómo ha podido ser tan inconsciente, la luz del flexo.

      Será una muerte angustiosa, lenta, va a ser consciente de cada uno de los estados de la muerte, ni tan siquiera podrá mover los brazos para lesionarse y desangrarse, agonizará, falta de aire y ni siquiera podrá patalear, será una muerte contenida. No disfrutará más de su luz morada por culpa de la luz fría e inerte de un flexo.

 

PRINCIPIO Y FINAL

Entró en el estrecho ascensor y pulsó el botón de la planta baja. Se miró en el espejo mientras se atusaba el pelo y se recolocaba bien el escote del vestido.

El esperaba en la calle mientras consultaba su reloj de bolsillo. Llegaba puntual, como siempre…

Mientras el ascensor descendía los 8 pisos pensó que el lugar era lo suficientemente estrecho como para no poder evitar el contacto físico directo. Si eso le animaba a atacar (erótico-festivamente hablando) de una vez (era la tercera noche que quedaban…) la avería del telefonillo tendría hasta su lado bueno y todo….

Mientras guardaba su reloj un gato callejero pasó por su lado bufando y totalmente erizado. Siempre había causado eso en los gatos…

Ella se acercó lentamente a la puerta del portal y la abrió con suavidad.

El sonrió y preguntó: “¿Puedo pasar?”

Ella le contestó: “Anda, entra, no seas payaso…”

 Entró y  besó suavemente los labios de ella.

Ella pensó que la noche prometía cuando al entrar en el estrecho ascensor el la abrazó por detrás y comenzó a besar apasionadamente su cuello.

Mientras el ascensor se ponía en marcha el aspiró el olor de su perfume.

 A la altura del 2º piso ella abrió los ojos.

A la altura del 2º piso el la abrazo con mucha más fuerza.

Ella pasó rápidamente de la sorpresa al terror al ver que era la única que se reflejaba en el espejo.

El clavó sus colmillos en su cuello con un movimiento rápido y perfeccionado a lo largo de incontables años…

 En sus últimos momentos, cuando su corazón dejaba de latir, ella pensó: “¿Porqué tengo tan mala suerte con los hombres? “

 Cuando notó que el corazón de ella dejaba de bombear suficiente sangre, el pensó tristemente: “En los últimos 25 años la caza ha perdido toda su emoción…”

UN BOTÓN DORADO

Entró en el estrecho ascensor y pulsó el botón de la planta baja.

 Celso Emilio Rabanera, gerente de la cuarta planta durante 45 años, se disponía a pisar, por última vez, el centro comercial.

 Con su traje gris de franela, su botón en la solapa que conmemoraba los primero 25 años al servicio de la empresa, pensó en la cantidad de cosas que había vivido: Una dictadura, la transición a la democracia, la Movida, la crisis del 93… y sin embargo, su trabajo había sido exactamente el mismo durante estos 45 años. Firmar abonos, comprobar pedidos, reclamar facturas de zapatos, cambiar botas, dar bienvenidas, despedir a gritos… había visto pasar condesas y ladrones, déspotas venidas a menos, políticos de alcurnia acompañados de rubias recauchutadas, movimientos abruptos en los probadores. Había visto de todo.

 Por eso no le sorprendió que, el último día de sus 45 años de trabajo, el ascensor se quedara atascado durante toda la noche.

RETRATO DE ALGUNOS

 Entró en el estrecho ascensor y pulsó el botón de la planta baja…no había visto al fondo a la derecha a su antiguo compañero de la facultad, otrora buen amigo, Juan. Fue él quien se acercó. “Coño!!! Pero hombre qué alegría!!” Después de varios botellines la conversación llegó al recuerdo de las viejas amistades. “Sabes que David, por fin encontró un trabajo y se pudo comprar un coche???”-le mencionó Juan. “Es un SEAT Panda, de segunda mano, pero le sirve” – añadió.

“No sabes lo que lo celebro. David es un buen tío que se merece lo mejor. Hace casi tanto tiempo que no le veo como a ti, pero le tengo una gran estima y tenemos amistades comunes, aunque nunca coincidimos. Si le ves dale un caluroso abrazo de mi parte y dile que le quiero un montón.”

 Varios meses después, en el mismo ascensor estrecho, esta vez subiendo a la decimoquinta planta, Juan y Carlos volvieron a coincidir. “Venga, te invito a comer después”…”El otro día volví a ver a David. Le han hecho indefinido y se ha comprado otro coche. Esta vez ha sido nuevo (figúrate, por primera vez en su vida). Un KIA Picanto de esos koreanos.

“Joder! Qué bien. Qué suerte está teniendo. Ya era hora. Yo todavía no le he visto desde que hablamos, pero sigo pensando que le quiero un montón y  me gustaría que se lo comentaras cuando lo veas.”

 Esta vez, pasado un año. Los dos amigos se vuelven a encontrar, los dos vuelven a acodarse en la barra del bar más cercano y los dos, irremediablemente vuelven a hablar de David. “Le dí los recuerdos y saludos que le mandaste. Sabes que le han ascendido y se ha comprado un AUDI??”

“Vaya, parece que le ha crecido una flor en el culo, qué digo una flor, un jardín. Siempre ha tenido una suerte endiablada. Mira yo le aprecio un montón, y no quiero hablar más de la cuenta, pero ¿¿no te parece sorprendente su meteórico resurgimiento??”

 La fuerza del destino, les hizo repetir casi otro año después. Esta vez, David ya es dueño de su propia empresa, las cosas, definitivamente, le han ido bien y ahora ya no tiene un solo coche, sino una pequeña colección, dentro de la cual brilla con luz propia un Ferrari GT590 Miranello. La joya de la corona.

“Este tio es un impresentable” – farfulla etílicamente Carlos – “Nadie se cree que haya conseguido todo esto con su esfuerzo y trabajando limpiamente. Me han contado que tiene tratos con la mafia y se dedica a extorsionar para cerrar tratos ventajosos para sus empresas” “Además se ha olvidado de los viejos amigos, los de verdad como yo que siempre hemos estado ahí”

 

EL DESCUBRIMIENTO

Entró en el estrecho ascensor y pulsó el botón de la planta baja.

   Sintió una presión en el pecho, sus palpitaciones, cómo le costaba respirar, cómo el calor le subía por todo el cuerpo hasta los labios, las mejillas, las sienes. Estar en un espacio tan reducido le hacía no poder pensar en otra cosa. No podía apartar la vista de la curva de su cuello, se acercó un poco más y sintió su olor.

   Ella se giró, se miraron y sin más la empujó con su cuerpo contra el espejo, al mismo tiempo que llevó la mano directamente entre sus piernas. Hundió la cabeza en su pelo, sentía su respiración, su calidez, cómo se aceleraba. Le desabrochó el botón de los vaqueros e introdujo la mano bajo la ropa interior con decisión, mientras mordía y lamía su cuello, su oreja. Ella trató de buscar su boca sin conseguirlo, prefería esperar, dilatarlo, disfrutar viendo cómo lo deseaba. Le mordió con fuerza en el hombro mientras introducía un dedo sin dejar de frotarse contra su cadera. Ella al fin reaccionó y se agarró a su nuca y a su pelo, arqueando la espalda. Introdujo dos dedos, con más fuerza, con más profundidad. Con la otra mano subió desde la cintura hasta su pecho izquierdo, agarrándolo con intensidad, notando su calor, su firmeza, cómo se erizaba su pezón, que comenzó a acariciar con la yema de los dedos, subiendo la boca hasta el cuello, para después besarla por fin. Tres dedos, que se movían con habilidad, presionando con la palma de la mano el vello del monte de Venus. Ella pulsó el botón de la última planta dejando escapar un gemido.

   Sacó la mano de su interior para llevar los dedos a su boca, ella los buscó con los labios y con la lengua, notando su propio sabor y cómo aumentaba el calor en sus genitales, sentía allí cómo palpitaba su sangre, cada vez con más intensidad. Bajó el escote de su camiseta para acariciar la piel de su pecho, para poder sentirlo con su boca, lamerlo, succionar su pezón erguido. Lentamente recorrió con la lengua el camino hacia sus labios y los lamió despacio, con suavidad, frotó los labios contra los suyos levemente y la besó en la comisura, bajando de nuevo la mano hacia su interior, con más fuerza, apretando los dedos hacia delante con más intensidad, hundiendo de nuevo la lengua en su boca.

   Ella pulsó el botón de la planta baja, decidiéndose de una vez a levantar su camiseta y acariciar su pecho. Nunca había entendido la fascinación que sentían los tíos por las tetas hasta ese momento, definitivamente era muy diferente acariciar sus propios pechos que acariciar los de otra mujer, ciertamente le parecieron fascinantes. Aceleró el ritmo al notar cómo aumentaba su excitación y acompañaba sus movimientos con sus caderas. El calor aumentó aún más y sintió cómo comenzaba a estallar el placer en su clítoris, en sus labios, en todo su cuerpo. Con las contracciones del orgasmo sintió aún más sus dedos, sus jadeos, su lengua en el interior de su boca.

   Cuando llegaron abajo sacó la mano, se chupó los dedos mirándola fijamente y con una gran sonrisa le preguntó: – ¿Qué tal?-. Ella tratando de normalizar su respiración contestó: – Increíble-. Se besaron de nuevo. – Y no pinchas…-.

AUTOBIOGRAFIA

   Entró en el estrecho ascensor y pulso el botón de la planta baja. En ese momento me di cuenta de que se me había parado el reloj, sentí un escalofrío, volví a subir a la habitación del hotel donde me había alojado, ahí estaba la prostituta que la noche anterior había contratado.

   Estaba tendida en el suelo, llena de sangre, parecía una muñeca de porcelana aunque las puñaladas del estomago me hacían recordar lo sucedido…….Le cogí el reloj que llevaba, mire la hora, me asome por la ventana y salí de la habitación como si nada hubiera pasado y subí a la azotea. Todavía me quedaba tiempo para fumarme uno de esos cigarrillos sin boquilla.

    La tranquilidad invadía mi cuerpo, estaba satisfecho, mirando el horizonte me venían a la mente recuerdos del pasado, una infancia algo difícil tras la muerte de mis padres, yendo de casa en casa de acogida y con unos padrastros desequilibrados en su mayoría. Los mate. No a todos, no, solo a los que se lo merecían. Gracias al sistema judicial y unos carísimos abogados que me podía permitir gracias a la herencia paterna, pase unos años en un psiquiátrico, (maravillosos años, por cierto, llenos de drogas y violencia). Esos años también me enseñaron a expresar y canalizar mi ira, mejorando así mi metodología de actuación.

   Después de 5 años me escape, decidí que ya había aprendido lo suficiente y que el mundo estaba esperando ver mis progresos. Para evitar que volviesen a encerrarme decidí fingir mi propia muerte. Me resulto bastante fácil, a veces la policía es un poco incompetente y cuando se lo pones fácil ya no buscan más. Cogí a un sin techo que encontré por la calle y le prendí fuego, coloque varios pelos y restos de mi sangre (quizás eso es lo que mas me costo, no me gusta el dolor, el mío, claro). Las pruebas de ADN me identificarían y así tendría vía libre. Me acerque a ver como me enterraban, no todos pueden verse, fue muy emotivo y el cura dijo que había sido una gran persona, claro que no me conocía de nada. Estaba tranquilo siempre lo estoy, las cosas iban sucediendo como las había planeado, la voz de mi interior estaba contenta y sedienta de más sangre.

    Voy de ciudad en ciudad, me gusta viajar, dejando un reguero de cadáveres. Me río de todos y de todo, de aquellos a los que miro mientras les arrebato la vida, aquellos que buscan la felicidad eterna, de todos. Mientras me fumo el cigarrillo pienso en quien será mi próxima victima, que vida se llevaran mis manos, desde aquí parecen hormiguitas, que infelices….

 

HISTORIAS DE ASCENSOR

    Entró en el estrecho ascensor y pulsó el botón de la planta baja. Había esperado durante meses que se llevara a cabo aquel encuentro, había soñado con aquel momento; pero ahora no estaba tan seguro de lo que iba a hacer. 
    

   Le había conocido en una charla de chat unos años antes y le pareció sencillamente maravillosa, parecía la mujer perfecta, alta, atlética, morena, pelo largo y senos sugerentes. Al menos eso le había dicho y así lo mostraban las múltiples fotos que le había enviado durante esos años. Sus charlas a través del Messenger habían sido deliciosas. Sin duda que había disfrutado con aquella amistad.

     Pero cuando el ascensor se puso en marcha, a él le pareció el efecto contrario. Cuanto más pensaba en ella más le parecía bajar al sótano de la desilusión, al infierno del miedo y de las dudas. Y comenzó a hacerse preguntas.

    Recordó a Ícaro y se le antojó que comenzaban a derretirse sus alas para seguidamente caer irremediablemente al hondo del abismo de la decepción. Y si… ¿Y si las cosas no fueran como él las había soñado?, ¿sí ella no fuera más que fruto de su imaginación o de su necesidad?, ¿si le había mentido y no era quien decía que era?

    Miles de preguntas se agolpaban en su cabeza como queriendo hacerle reflexionar. Y todo comenzó a girar a su alrededor. Pero… ¿cómo iba a sentirse él si aquello resultaba una cruel mentira del destino?, ¿y si sólo habían querido reírse de él?…

    Respiró aliviado… en un segundo lo vio todo claro. Y conforme el  ascensor bajaba a velocidad de vértigo, decidió que prefería que aquella historia y aquella mujer permanecieran en su recuerdo tal y como los había soñado… Al salir a la calle tropezó con una mujer morena, atlética, pelo largo y senos sugerentes. Y si… ¿Y si fuera ella…?

Resultados y Notificaciones….

Posted in Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis, Trisquis World on 19/05/2009 by trisquisworld

Hola pequeños mortales, ya tenemos los resultados definitivos de la 8ª Edición de La Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis ( CEIT pa resumir, que ademas así suena más internacional…) y son los siguientes:

AriochShow Bussines

LeafarLo siento. Perdí los nervios

Geriatrik QueenEl Mando

KiwiEl Brindis

Z Micro Relato

Dante Las Horas, los Minutos

PunkyDioses Menores 2

Lord EscrotalPuta Calavera

Aqui teneis la tabla de votaciones:

Título L.E. G.Q. D K Z A L P R M Media
Puta Calavera

3

0

1

2

3

1

1

2

2

1.67

El Brindis

4

3

5

4

3

3

2

4

3

3.44

El Mando

5

5

4

4

4

4

2

3

2

3.67

Las Horas, los Minutos

2

3

2

3

5

0

3

4

2

2.67

Dioses Menores 2

3

3

4

1

3

2

0

3

3

2.44

Lo siento. Perdí los nervios.

5

3

3

5

3

3

4

4

4

3.78

Micro Relato

2

4

2

2

3

3

4

2

5

3

Show Bussines

5

5

5

4

5

5

5

4

4

4.67

La frase de inicio de la 9ª edición de la CEIT (veis como suena mejor…) es la siguiente:

“Entró en el estrecho ascensor y pulsó el botón de la planta baja”

Cambiando radicalmente de tercio:

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ YA TENGO BAJO !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Unas fotos pa que veais lo bonito que es:

Con la correa negra con llamas.....

Con la correa negra con llamas.....

Bajo 002

Bajo 004

Bajo 003

Muchas Gracias a todos los que lo han hecho posible, prometo torturaros en breve con el sonido que salga de esas cuatro cuerdas….

Además Makuto me ha prestado el ampli así que ya estoy listo para empezar a darle caña al rock&roll!!!!!!!!!!!!!!!

Música del Mundo

Hoy nos quedamos cerca, en Portugal. Luna de los lusitanos Moonspell.

Sed malos que mola mas

Yo,¿realidad o mito?

LARGA VIDA AL PSICOTECNOPOP

Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis. 8ª Edición.

Posted in Centrifugadora Escrotal de Ideas Trisquis, Trisquis World on 18/04/2009 by trisquisworld

Se vota de 0 a 5 (0 si no lo soportas, 5 es lo mejor que has leido en meses…), se pueden repetir votaciones (no teneis que ordenar de menos a más…) y se envían las votaciones a asuntostrisquis@yahoo.es

PUTA CALAVERA

Estoy hasta las narices. Me cagüen la puta calavera de mi vecino de enfrente, todos los putos días igual, ni que el resto del mundo tuviéramos que aguantar sus malditas flatulencias.

Es como un puto reloj suizo. Todos los días llego de trabajar a eso de las 4 de la tarde, con un dolor en las putas cervicales de estar todo el puto día enfrente de un ordenador metiendo albaranes, sacando facturas, haciendo el asiento de las cuentas mensuales, y por supuesto, mandándole mails obscenos a mi compañera buenorra del departamento de marketing, hay que ver como esta la jodia. En fin, a lo que íbamos.

Que llego de trabajar y como si el mundo fuera un puto pañuelo, tengo que coincidir en el ascensor con mi puto vecino de enfrente. El tío es un chulo de los cojones, pelo engominado hasta las cejas, gafas de sol ray-ban (de esas que usan los Yanquis en el ejercito), vaqueros ajustados y camisa con los tres botones de arriba desabrochados, con unos pelos raquíticos que le asoman por encima. Yo nunca le saludo, pero el tiene la puta costumbre de decir siempre lo mismo: “paisa vecino, mucho curro hoy”. Será hijo de la gran diosa de las putas, que cojones sabrá él de trabajar, si lo único que le he visto hacer de provecho es limpiarle el culo a su madre mientras estaba agonizante. En fin, que justamente antes de llegar a nuestro piso, puuffffffffffffffff!! Zambombazo al canto y sálvese quien pueda. Y encima lo niega, el muy cabrón.

Estoy hasta las narices, esta vez va a saber lo que es una flatulencia de verdad, me voy a cagar en su puta calavera.

EL BRINDIS

Estoy hasta las narices de que sea la gente como tú la que se lleve el mérito por todo. Dios!!!! Que rabia que la gente viva tan engañada!!! Pero se terminará, ahora mismo pienso salir ahí fuera y les contaré a todos la verdad: que tú no has preparado ni un solo canapé de los que se han comido esta noche ni mucho menos el pavo asado, ni la guarnición, ni la salsa, ni la deliciosa creme brule con la que todos están tan maravillados. Qué valor ensuciar la cocina para que parezca que llevas todo el día cocinando, qué valor!.

“el peinado? Querida me lo he hecho en un momento arriba hoy no he tenido ni un momento para mi”. Tremenda hija de puta si te has pasado el día de manicura a pedicura, de peluquería a masaje y lo único que has hecho es abrir la puerta trasera a los del catering que encima te han puesto la mesa. De niña eras igual conseguías que te lo hicieran todo y a los ojos de papá y mamá eras la perfecta, la habilidosa, la guapa, la que triunfaría, y lo has conseguido, engañando y manipulando, pero ahora que papá y mamá están muertos se acabó, te desenmascararé delante de todos, saldré ahí y les diré a todos que no eres la perfecta ama de casa que todos creen y que guardas la memoria de tu difunto marido tirándote al jardinero que por cierto podría ser tu hijo pequeño. Se acabó, voy a hundirte.

(cling-cling) Disculpen tengo algo que anunciar, me gustaría hacerles partícipes de una serie de noticias referentes a mi hermana que seguro serán del agrado de todos ustedes: Para empezar, toda la cena de esta noche incluido el café ha sido hecho por encargo por una empresa de catering a la que mi hermana llamó hace varias semanas. El aspecto impoluto que luce ante ustedes no ha sido tampoco gracias a su habilidad y destreza sino al esfuerzo de los profesionales del salón de belleza de la ciudad ah! Y por último el aspecto del jardín hay que agradecérselo a su joven jardinero al que por cierto se tira desde antes que mi cuñado nos dejara… Hermanita salud….

Querida el pavo estaba delicioso tienes que darme el teléfono de ese catering

Yo quiero el nombre de tu peluquero, me encanta este color

Dime el nombre del salón porqué yo no soporto a mi manicura, y ya de paso el de tu jardinero…

Que vergüenza, deberías aprender algo de tu hermana en lugar de criticarla, mejor te iría si a ti también te cuidaran el jardín como a ella.

EL MANDO

¡Estoy hasta las narices! Y con esta frase salio por la puerta.

Yo le explicare, Sr. Agente:

Era Domingo por la tarde y como todos los Domingos, cervecita, sofá y partido. Llevaba la parienta todo el santo día “chun, chun, chun”, realmente solo oía eso, quiero decir, seguro que me estaba diciendo algo, algo con sentido, con sus frases correctamente dichas y todo eso, pero yo solo escuchaba un zumbido lejano, como un eco y una vocecilla interna que me gritaba “partido, rararara, partido…..”

¿Y como quedaron?

Ganaron, claro.

Perdón, prosiga.

Prosigo. Después de comer mi vocecilla seguía igual, pero mi Tere ya tenía otro color en la cara y no hacia más que agitar los brazos y hacer gestos de todo tipo. Y lo dicho, me prepare las cervezas, me tumbe en el sofá y cogí el mando de la tele. Ya sabe usté, quien tiene el mando, tiene el poder. La cosa es que estaba en el minuto 16 de la 1ª parte y mi Mari Tere, coge me dice la frasecita, da un portazo y se va.

La cosa es que lleva tres días sin aparecer, por eso he llamado a la policía, no esta con su madre ni con su hermana y tampoco con esa amiga tan rara que tiene. Esto es un desastre y esta todo hecho una mierda, tengo toda la ropa sucia, no tengo comida en la nevera y estoy harto del Telepizza; me voy a volver loco porque además no encuentro el mando de la tele y no puedo ver los partidos. Donde estará mi Mari Tere.

Señor, permítame, tiene un mensaje en el contestador.

Manolo, soy la Tere. No te molestes en buscarme, estoy bien, estoy requetebién, no lo había pasado así en mi vida. Ya te mandare los papeles para que los firmes y quédate con todo que no me hace falta nada. Por cierto, el mando de la TV esta aquí conmigo, tomándose unos mojitos. Pero para que veas que soy buena, al lado de la marca del televisor hay un botón que pone on/off . Adiós y que te vaya bien.

LAS HORAS, LOS MINUTOS.

Estoy hasta las narices.

La recuerdo bien, tengo buena memoria para las conversaciones, o al menos, para algunas. Esta no era especialmente trascendental. Simplemente se trataba de concertar una cita para maquillar.

-¿No quiere venir más tarde?

-No, es que a las doce tengo médico

-Bueno, pues a las diez y media entonces. Yo intentaré venir a y veinticinco más o menos. Si usted viene un pelín antes, iremos mejor de tiempo.

-No, si no hace falta que vengas antes.

-Si no pasa nada, mujer, no me cuesta nada.

-A mí tampoco, vivo aquí al lado.

El que yo cambie mi horario de trabajo por una clienta es bastante reprobable, pero supongo que, tal y como están las cosas, no se puede perder una venta. Una venta que, por otro lado, no es segura. Porque en teoría no podemos obligar a nadie a comprar, y el maquillaje es gratuito. Confías en que la gente se sienta responsable, o culpable, o guapa, y adquiera algún producto de los que has usado para embellecerla.

La mayoría de mis compañeros no sacrificarían su tiempo personal por no perder una clienta. La empresa no se va a hundir. O tal vez sí que pierdan parte de su tiempo y resulta que al final somos todos responsables y explotados.

Ese jueves llegué a las diez y veintiséis, en lugar de entrar como habitualmente a las diez y media. Tuve suerte porque tanto el encargado como la segunda me vieron llegar cuando dejé los móviles (el de empresa y el personal) en mi mesa, donde ellos estaban apoyados revisando unos pedidos.

Cuando bajé a quitarme el viejo jersey que me dejó la camisa llena de pelos de color malva, Rocío me dijo que avisaría a la señora, que ya había llegado.

Pero la señora no aparecía. Ni en el piso de arriba ni en el de abajo. No me extrañé mucho, suele pasar, no soportan la espera. Supuse que tendría algún recado urgente y que aprovechó para solucionarlo. Que volvería más tarde, a los cinco minutos.

Después de todo, habíamos quedado a las diez y media.

Cuando ya la había dado por perdida, a las once menos cinco, apareció, con la suficiencia de quien se sabe esperada.

Me miró.

-Tenía una cita contigo.

Lo primero que se me pasó por la cabeza fue decirle que sí, pero a las diez y media.

-Si –levanté mucho las cejas y titubeé- pero… habíamos quedado a las diez y media.

-Ya, pero como no habías llegado me he ido de compras – respondió, altiva.

-Bueno, me estaba quitando el jersey – el jersey malva.

-A mí me han dicho que no habías llegado. ¿Hay algún problema?

-Mujer, problema no, pero tengo otra persona a las once.

-No, si hay algún problema – su tono de voz era ya iracundo – pues me voy.

Le pregunté si no le apetecía venir más tarde u otro día, terminando mi interrogación con un hilillo de voz, también de color malva, pero la señora ya había empezado a caminar airada hacia la puerta. Dejó tras de sí una estela pálida y gris.

Como si hubiera pagado por algo y tuviera derecho a reclamar. Como si tuviera que estar las veinticuatro horas disponible para embellecer su fea cara cuando a ella le plazca.

No, señora, esto no es un servicio de maquillaje. Hay más gente que quiere aprender, descubrir, que está interesada de verdad.

Para mi desgracia, la chica citada a las once no llegó. Podría haber sentado a la señora gris impuntual y quizá hubiera sentido algo de compasión por este maquillador que en lugar de estar en su puesto de trabajo a las diez y veinticinco estaba a las diez y veintiséis. Y su hora de entrada son las diez y media.

Estoy hasta las narices.

DIOSES MENORES 2

Estoy hasta las narices…siempre tengo que venir yo a arreglar todos los desaguisados que prepara todo el mundo.

Vale que soy lo único bueno que hizo mi creador. Vale que todo lo que creó después es autentica bazofia. Entiendo que no soy ni la mitad de lucrativo que mis hermanos mayores. Pero sigo siendo la herramienta preferida para arreglar las cagadas de los demás.

Si no le hubiéramos tenido tanto miedo a la marca de las manzanas, si no envidiáramos tanto los entornos gráficos, si no hubiéramos caído en el delirio de grandeza de ser la mayor compañía, la más rica, la más lucrativa, la de mayor proyección internacional, no hubiéramos necesitado incrementar tanto la capacidad de las máquinas, habría sido totalmente prescindible incrementar los requisitos de arquitectura y no hubiéramos tenido problemas legales con los antimonopolistas.

En confianza, entre nosotros, ¿sabéis lo que se dice de mi primer sucesor?

¿Qué es lo mejor de Win 95? Su desinstalación….

O este otro: Iniciando Windows 95……Se requieren 3 Avemarías y un Padre Nuestro para que funcione….

Jamás dijo nadie esto de mí. Nadie ha dicho nunca “pues mi ordenador con MS-DOS me hace cosas raras” “me saca pantallas azules que no entiendo” “se me cuelga todo el rato”. Nunca.

Luego las cosas fueron a peor. De win 98 se decía: ¿Sabéis lo que es bueno de Windows 98?…. Yo, tampoco.

La diferencia entre Windows’98 y un virus, es que el virus es gratis…

Bueno, y no entro en detalles de los demás, prefiero no calentarme más la sangre. Sólo diré que cuando alguien se come un virus, para salvar los datos la gente me sigue usando:

El comando XCOPY salvó el otro día los documentos contenidos en un pendrive de una trabajadora.

Un trabajador de una empresa que estuvo que hizo algo indebido, salvó su trabajo gracias al otrora famoso UNDELETE.

Y ya por último, los creadores de LINUX empezaron fijándose en mí. Es una versión mejorada de mi, aunque eso nunca lo reconocerán, ni ellos, ni los mios.

Lo siento. Perdí los nervios

-Estoy hasta las narices, por no decir que me tienes hasta los cojones. Le decía una y otra vez.

-Si pudiera hacerte más daño te lo haría, cabrón. Lo agarró fuertemente con un trapo. Pensó que así se haría menos daño en las manos al golpearlo.

-Te voy a matar, hijo de puta. Lo sabes, ¿verdad?. Ya solo pensaba reventarlo contra el canto de la encimera.

¿Pero qué pensaría su mujer si lo viese de aquella manera? Con los ojos inyectados en sangre. La vena del cuello apunto de estallar. Toda la culpa fue de ella. Si no me hubiese presionado para hacerlo, esto no estaría sucediendo.

-Antes de que yo llegue, quiero el trabajo terminado. Me dijo muy seria.

Por un instante, pensó coger el cuchillo que tenia cerca. Pero finalmente decidió hacerlo con sus propias manos. Seria más satisfactorio.

Lo levantó por encima de su propia cabeza para chocarlo contra la encimera. Y justo antes de golpearlo. Craaaassshhh. La fuerza que le aplicó con las manos, lo reventó.

Un liquido rojizo se deslizaba entre sus dedos y pintaba el suelo.

-Dios mío, qué hice. Maria nunca me perdonará.

Y de repente suena la puerta.

-Juan, ya estoy en casa. Aaaaahhhhh. ¿Pero qué has hecho?

-Yo, …esto…, no aguanté más.

-Joder, Juan. No te puedo dejar solo en la cocina. Para abrir un puto bote de remolacha, como me lo has puesto todo.

MICRO RELATO

Estoy hasta las narices.

Los días pasan, te los tomes tú como te los tomes. Los años pasan, te parezca bien o mal

Como decía aquella película, a veces echo de menos cosas que no han pasado.

Quizás debería asumir que nunca tendré ese amor, que no soy lo que pensé que sería, al menos hoy, que las decisiones implican renunciar a algo y que, si no decides, en realidad, renuncias a todo. Y la respuesta tampoco es no preguntarse por qué, pero ayuda.

Estoy hasta las narices de quejarme, de la debilidad, del insomnio, de la superficialidad y de la gravedad innecesarias, de la irresponsabilidad, de mis defectos, de la abstinencia y del aislamiento, de pensar que la vida es una fiesta a la que no me han invitado… de dedicarle tiempo a lo que me tiene hasta las narices.

Cierro el sobre. Lo quemo.

Fin del ritual.

Show Bussines

“Estoy hasta las narices.”.- Ese era el mensaje que transmitía mi mirada. Y no solo mi mirada. También mis pelillos erizados en la nuca, mi cabeza ladeada, la tensión en mis hombros….

-¡Paramos! Otra toma…

Lo que faltaba, otra toma más. Yo fui a desgana la verdad, pero me dijeron que en 45 minutos como mucho podía volver a mi casa. Y ya llevábamos 4 horas…

Entre la boba de la presentadora y el gilipollas del experto ya íbamos por las tropecientasmil tomas.

Además los jodidos focos daban un calor de la hostia. Así que me estaba deshidratando, lo que me pone de muy mala hostia, y el efecto del tranquilizante que me tomé antes del tinglado se estaba esfumando, lo que no ayudaba mucho…

Resoplé y me revolví en mi sitio. Le lancé una mirada más que elocuente al experto. Y el gilipollas erre que erre con la comunicación no verbal.

-¡Repetimos!

Joder, yo me quería largar de una puta vez. Que de seguir así la cosa se iba a liar, que me conozco y tengo un pronto muy malo….

Así que me cabreé. Intenté salir del escenario y del plató para volver a mi casa, pero mi representante consiguió aplacarme y volví. Solo había una condición. Que el expertito no se acercara a mí.

Pero era mucho pedir, claro.

El tonto la picha se acerca a mi sin dejar de vanagloriarse de su gran conocimiento sobre el lenguaje no verbal y todo eso, de que si es experto en no se qué… así que pasó lo que pasó. Y al día siguiente portada en todos los periódicos:

“Oso pardo ataca a experto en grabación de programa televisivo”

No es culpa mia. Soy un oso. Soy oficialmente irracional. Un pobre bicho explotado en shows televisivos…

Y que queréis que os diga, tan experto no sería si no lo vio venir…

Por cierto, ¿alguien tiene un salmoncito a mano por ahí?